13 julio 2015

Añadir aislamiento térmico en fachadas (Mejora de la eficiencia energética 3)

fachada reformada con aislamiento termico FACHADA REFORMADA CON AISLAMIENTO TÉRMICO

Para la mejora de la eficiencia energética de tu vivienda, tienes la posibilidad de añadir aislamiento térmico en las fachadas.

Siguiendo con el artículo anterior, vamos a realizar el Certificado energético de un piso con una fachada que tiene cámara de aire pero sin aislamiento térmico y después vamos a realizar el mismo Certificado energético pero con una fachada a la que hemos incorporado aislamiento térmico y además con el mismo espesor que la fachada antigua, para no perder espacio interior en el piso.

Imagínate que quieres hacer reforma en tu piso con una nueva distribución cambiando tabiques e instalaciones. Aprovecha para añadir asilamiento térmico a la fachada para ahorrarte dinero en calefacción y ganar en tu propio confort, lo cual no tiene precio.

La obra más efectiva consiste demoler el antiguo tabique de ladrillo que hay en el interior de la fachada, poner unos rastreles pegados a fachada para crear una cámara de aire, instalar entre los rastreles unas planchas de aislamiento térmico de lana de roca, y al interior poner dos planchas de cartón yeso pegadas (placa de yeso laminado o pladur). En este ejemplo la fachada mide 26 centímetros, algo habitual para un edificio construido de hace 40 años.

fachada antigua sin aislamiento termico ANTIGUA FACHADA SIN AISLAMIENTO TÉRMICO

Vamos a tomar como referencia el anterior artículo titulado Cambio de ventanas y contraventanas (Mejora de la eficiencia energética 2), en el que se obtenía el Certificado energético de un piso en un bloque de viviendas en Valladolid al que se le había sustituido una antigua caldera atmosférica de gas natural por una nueva caldera de condensación y además se habían cambiado las antiguas ventanas correderas de aluminio por unas ventanas y contraventanas con vidrios dobles con cámara de aire, tipo climalit. El piso tenía las siguientes características:
ventanas y contraventanas de aluminio con vidrios dobles
caldera de condensación de gas natural para calefacción y agua caliente con un rendimiento de un 109 %
65 m2 de superficie útil
2,50 metros de altura libre de suelo a techo
fachadas compuestas por medio pié de ladrillo, enfoscado, cámara de aire sin aislamiento térmico, tabique de ladrillo hueco doble y yeso
una fachada con orientación noroeste y otra fachada con orientación sudeste
el piso tiene salón, cocina, 3 dormitorios y un cuarto de baño

Con estos datos, realicé un Certificado energético. En la página que se llama ANEXO II. CALIFICACIÓN ENERGÉTICA DEL EDIFICIO, figuraban la demanda, los consumos y emisiones de:
demanda de calefacción 95,74 kWh/m2 año → letra E
demanda de refrigeración 11,43 kWh/m2 año → letra F
   
consumo de calefacción 97,97 kWh/m2 año → letra D
consumo de agua caliente (acs) 13,60 kWh/m2 año → letra E
consumo de refrigeración 17,55 kWh/m2 año → letra G
total consumo (consumo global de energía primaria) 129,12 kWh/m2 año → letra D
   
emisiones de calefacción 19,79 kgCO2/m2 año → letra E
emisiones de agua caliente (acs) 2,75 kgCO2/m2 año → letra E
emisiones de refrigeración 4,37 kgCO2/m2 año → letra G
total emisiones 26,90 kWh/m2 kgCO2/m2 año → letra D

He realizado un nuevo Certificado energético con una fachada compuesta por medio pié de ladrillo cara vista de 12 cm, enfoscado interior de 1 cm, cámara de aire de 2 cm, aislamiento térmico de lana de roca de 8 cm y doble placa de cartón-yeso/pladur de 3 cm (1,5 cm + 1,5 cm), en total 26 cm. En la página del nuevo certificado que se llama: ANEXO II. CALIFICACIÓN ENERGÉTICA DEL EDIFICIO que está en la imagen de abajo, puedes comprobar como se ha mejorado en las calificaciones de la demanda de calefacción en una letra, pasando a la letra D. Y también se ha mejorado en las calificaciones del consumo de calefacción en una letra, pasando a la letra C, y en las emisiones de calefacción en una letra, pasando a la letra C.

aislamiento termico mejora la calificacion energetica

La demanda de calefacción y de refrigeración han disminuido porque el piso está mejor aislado y en verano entra menos calor por las fachadas. La consecuencia inmediata es la rebaja en los consumos de calefacción y de refrigeración y sus emisiones de CO2. Mientras que el consumo para agua caliente y sus emisiones de CO2, siguen siendo los mismos porque las fachadas no intervienen en el consumo de agua caliente.
demanda de calefacción 66,52 kWh/m2 añoletra D
demanda de refrigeración 10,31 kWh/m2 añoletra F
   
consumo de calefacción 68,07 kWh/m2 añoletra C
consumo de agua caliente (acs) 13,60 kWh/m2 año → letra E
consumo de refrigeración 15,82 kWh/m2 año → letra G
total consumo (consumo global de energía primaria) 97,49 kWh/m2 añoletra D
   
emisiones de calefacción 13,75 kgCO2/m2 añoletra C
emisiones de agua caliente (acs) 2,75 kgCO2/m2 año → letra D
emisiones de refrigeración 3,94 kgCO2/m2 año → letra G
total emisiones 20,43 kWh/m2 kgCO2/m2 añoletra D

El ahorro económico se obtiene restando al antiguo consumo de calefacción, el nuevo consumo, y después se multiplica el resultado por el precio del kWh de gas natural que es 0,06 €/kWh. También se resta al antiguo consumo de refrigeración, el nuevo consumo, y después se multiplica el resultado por el precio del kWh de electricidad que es 0,13 €/kWh. Y a las dos cantidades anteriores se añade el 21 % de iva y se multiplica por los m2 útiles de vivienda.

Ahorro en consumo de calefacción y refrigeración = [ ((97,97 – 68,07) kWh/m2 año x 0,06 €/kWh ) + ((17,55 - 15,82) kWh/m2 año x 0,13 €/kWh ) ] x 1,21 (iva) x 65 m2 = 158,79 €/año

Si se suma a este ahorro económico de añadir aislamiento térmico en fachadas, los ahorros que suponen cambiar las ventanas y cambiar tu antigua caldera atmosférica de gas natural por una caldera de condensación, se obtendría la siguiente cantidad:

Ahorro en consumo de calefacción y refrigeración = 158,79 €/año + 75,69 €/año + 295,17 €/año = 529,65 €/año

aislamiento termico mejora etiqueta energetica


Añadir aislamiento térmico en las fachadas, es una medida de mejora que figura casi al final del Certificado de eficiencia energética, en el ANEXO III - RECOMENDACIONES PARA LA MEJORA DE LA EFICIENCIA ENERGÉTICA. Las medidas de mejora son una serie de recomendaciones que si se pusieran en práctica, se obtendría menos consumo y menos emisiones de CO2, así como menos demanda de energía para calentar o enfriar la vivienda. Estas medidas conllevarían una mejor calificación energética.


Si te ha gustado el artículo, compártelo en tus redes sociales o pincha en g+1. Gracias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario